El coronavirus está obligando a cancelar bodas en nuestro país y en todo el mundo. En caso de que te veas en esta situación, te damos aquí algunos tics para ayudarte a aplazar la boda.

Informa a los invitados

Si has decidido posponer tu boda, lo mejor es que lo comuniques a tus invitados aunque todavía no tengas establecida una nueva fecha. Puedes comunicarlo a través de correo electrónico, WhatsApp, SMS o llamada telefónica a cada invitado. También, deberías publicarlo en las redes sociales, de esta forma todos tus contactos podrán informarse.

Comunica a tus invitados que estás retrasando la boda y que enviarás las nuevas invitaciones tan pronto como tengas una nueva fecha.

Si no tienes muy claro como comunicar esta difícil noticia, te damos algunas sugerencias que pueden ayudarte:

Con Preocupación:

Queridos familiares y amigos: debido a que vuestra seguridad y salud son nuestra prioridad, hemos decidido posponer nuestra boda.

Cuando tengamos claro que se pueda celebrar la boda, reprogramaremos y enviaremos las nuevas invitaciones indicando la nueva fecha.

Muchas gracias por vuestra comprensión, os deseamos lo mejor en este difícil momento para todos.

Con humor:

Bueno … ¡no lo vimos venir!

Estamos decepcionados de anunciar que debido a la pandemia de Covid-19, estamos posponiendo nuestra boda.

En el lado positivo, tenemos algunos meses más para crear y mejorar decoraciones para la boda.

¡HURRA!

¡Estad atentos para la nueva fecha, no lo dudéis!

Breve y apacible:

Estamos tristes por compartir la noticia de que hemos decidido posponer nuestra boda.

Enviaremos una nueva invitación de boda a nuestros invitados tan pronto como se establezca la nueva fecha.

¡Os rogamos que vayáis con la máxima precaución!

Enfocado en el amor:

Nos entristece tener que informar del retraso de nuestra boda.

Aunque es doloroso compartir esta noticia, nos sentimos muy bendecidos por los mensajes de cariño y apoyo que estamos recibiendo por nuestros invitados.

Vuestro apoyo y cariño ha hecho que este difícil momento sea mucho más llevadero.

Nos pondremos en contacto tan pronto como podamos, facilitando la nueva fecha y los detalles del evento.

¡Os queremos a todos!

Contacta con el salón del banquete

Posiblemente el factor más decisivo para la nueva fecha de tu boda sea el salón para el banquete. La mayoría de ellos están siendo muy comprensivos.

Recuerda, también es un momento muy difícil para ellos y tienen tanto interés como tu en poder celebrar la boda.

Primero, pregunta por las fechas disponibles en el futuro. Hay algunas cosas en las que pensar antes de reservar:

Época del año

Cuanta más flexibilidad tengas, mejor.

Si tenías la boda en mayo y ahora intentas reservar en noviembre, estarás facilitando encontrar disponibilidad, si lo aplazas un año estarás facilitando mucho más la posibilidad de encontrar la fecha deseada! Aquí te mostramos las ventajas de realizar la boda en otoño.

Ubicación

Consulta con el salón de la boda sobre su política de aplazamiento y cancelación. Algunos están suavizando sus condiciones, mientras que otros se apegan a los contratos.

Analiza las condiciones del contrato y cuales son tus derechos, trabaja junto al coordinador de bodas del salón. De este modo, se puede hacer una nueva planificación que se ajuste a ambos.

Hora del día

Si deseas una fecha determinada pero el restaurante ya está reservado, piensa en celebrar tu boda más temprano ese día. ¡Una ceremonia al mediodía puede ser más divertida de lo que imaginas!

Día de la semana

En algunos salones de bodas, para reservar en sábado necesitas hacerlo con años de anticipación. Considera cambiar el día de tu boda a viernes o domingo. Puedes estar segura de que tus invitados lo entenderán perfectamente.

Contacta con los otros proveedores

Mientras trabajas en la fijación de una nueva fecha, contacta con los otros proveedores para hacerles saber que habrá una nueva fecha para tu evento. Analiza los contratos firmados y haz lo posible para llegar a un acuerdo con la nueva fecha.

Los profesionales relacionados con las bodas a menudo tienen relaciones profesionales con otras personas del sector. En estos difíciles momentos, necesitarán ayudarse unos a otros más que nunca. Así que, si tienes un proveedor que no está disponible para tu nueva fecha, pídele que te recomiende a alguien de sus contactos. Puede que algunos de esos proveedores sean compresivos con la situación y te devuelvan el depósito sabiendo que ellos mismos se pueden ver en esta situación.

Ten en cuenta que cuanto antes contactes con tu estilista, fotógrafo o florista, más fácil será reprogramar una fecha que cuadre para todos.

Y, por último: Comunicación oficial

 Una vez que se fije la nueva fecha, da un gran suspiro de alivio. Has logrado lo que parecía imposible. Ahora… ¡es hora de divertirse un poco y anunciar esa nueva fecha!

Recuerda que disponemos de un amplio surtido de invitaciones de boda desde sólo 0,54€.