La vida humana está plagada de momentos valiosos que valen la pena recordar por parte de todo el núcleo familiar: desde el nacimiento de un nuevo miembro de la familia, pasando por su cumpleaños y por supuesto, para los creyentes cristianos, la primera comunión. Ésta es una celebración que tiene muchos matices y tiene mucha “tela que cortar” en cuanto a recuerdos, fiestas y por supuesto las invitaciones.

Las invitaciones para la primera comunión pueden tener varios modelos y una variedad casi infinita de colores, dibujos, diseños y mucho más, además de que es la ocasión perfecta para dar una muy buena primera impresión a los invitados para la idea general de la fiesta de uno de los eventos de mayor importancia en la religión cristiana.

Invitaciones a primera comunión: modelos e ideas

Uno de los eventos más importantes dentro de la vida católica es la primera comunión, de modo que los padres pueden y deben crear las condiciones ideales para que la fiesta sea un bonito recuerdo que preservar no solo en los álbumes familiares sino también en las estanterías de casa.

Es por ello por lo que, en los últimos años, los diseñadores de invitaciones están dando más énfasis a crear invitaciones únicas para preservarlas no solo como una invitación formal común y corriente, sino que también como un recuerdo pequeño en la cual poder ponerlo al lado de las fotos de la comunión en el salón.

Los modelos impresos

Existe una gran variedad de modelos impresos de invitación de primera comunión. Son simples invitaciones que combinan grandes diseños con colores variados para darle un ambiente distinto y colorido a un evento en el que, por lo general, el blanco es el color predominante.

Los modelos impresos de invitaciones de comunión por lo general tienen un lugar para rellenar a mano la invitación formal, de modo tal que se queda grabado dentro del modelo de invitación la letra de los padres (o se puede ofrecer a la niña o niño), guardando esta invitación muchos años y dándole un sentido único a la invitación de primera comunión.

Punto de lectura o marcapáginas

Un punto de lectura (o un marcapáginas) es un bonito recuerdo y una bonita invitación para las personas que les gusta leer libros y es una de las pasiones más importantes de su vida. Es, así mismo, la forma más sencilla, económica y fácil de invitar en masa para los distintos invitados de la fiesta de la primera comunión.

Existen muchas variedades para una invitación de punto de lectura, sin embargo, eso no quiere decir que todas sean simplonas o con colores que no atraigan. Al contrario, muchas invitaciones basadas en este modelo son las más fáciles de guardar, así como también es un bonito accesorio para marcar las páginas de la lectura.

Libro de firmas y fotos

Un libro de firmas y fotos también puede ser una invitación atractiva para las diferentes personas que quieras invitar a la comunión de tu hija o hijo. Por lo general este tipo de invitaciones traen un maletín que hace juego a las invitaciones y ofrece un ambiente único e indescriptible para los padres que pongan esta invitación en el comedor.

Así mismo, una invitación en forma de libro de firmas y fotos dan a los invitados un sentido de pertenencia en cuanto a la participación activa en los recuerdos de la persona que recibirá la primera comunión. Es, por tanto, la mejor forma de crear vínculos entre la conmemoración de la misa, la fiesta y los invitados.

Portafotos

Una invitación en forma de portafotos es una de las invitaciones más solicitadas dentro de las posibles invitaciones de primera comunión. Los portafotos son la mejor manera de poner una foto del niño y así crear un recuerdo no solo de su momento más importante dentro de su fe, sino también de sus años de infancia.

Un portafotos es una invitación que se debe hacer con mucho tiempo de antelación debido a los enormes procedimientos para poner una foto adecuada del niño o niña en las invitaciones. Pero esto valdrá la pena cuando veas lo bonito que queda la invitación de portafoto una vez que lo tenga en las manos.

Recordatorio

Finalmente, pero no el menos importante, están las invitaciones en forma de recordatorios. Estas invitaciones suelen tener varios diseños y todas son tan diferentes a la anterior, pero esto no quiere decir que pierdan lo bonito de estas invitaciones. Es un bonito recordatorio en el que, además, cualquier persona puede ponerlo en la sala de estar.

Una invitación en forma de recordatorio, además, suele ser económico, fácil de producir y bastante económica comparando con otras posibilidades. Esta invitación es una forma de darle a los invitados un recuerdo importante dentro de una de las celebraciones más importantes de la vida católica.

Estamos utilizando cookies de terceros para estadísticas. No se mandará información personal. Más Información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar