En una boda, los prometidos no son los únicos que reciben regalos. Durante los preparativos de la ceremonia, tanto el novio como la novia se pasan semanas e incluso meses cuidando y preparando todos los detalles, desde el lugar donde se va a realizar el evento hasta los recuerdos de boda que se entregarán a los invitados. Suele ser un espacio de tiempo lleno de felicidad, ya que ambos preparan su boda con gran ilusión y alegría, pero no por ello no existen los dolores de cabeza decidiendo qué será lo mejor para realizarlo en el evento, nos comenta desde Bodastyle, web especializada en detalles de boda e invitaciones.

En este artículo no vamos a tratar cómo decidir qué se va a comer en el banquete o qué vestido es el más bonito para la novia, sino que abarcaremos el tema de los detalles originales de boda que se entregarán a los invitados. Puede parecer que este apartado de los preparativos tiene menor importancia, que es algo complementario, pero no por ello hay que dejarlo pasar por alto. Además de las invitaciones, las fotos y los detalles de bodas que se entregan a los invitados suelen ser un bonito recuerdo para guardar ante el paso de los años, y por ello, hay que dedicar un poco de tiempo a elegirlos.

Tipos de recuerdos de boda

Pueden agruparse en varios grupos, según los gustos de los prometidos o si existe una tradición concreta para realizar estos regalos dentro de alguna de las familias de los novios. Cada persona identificará las temáticas de una manera u otra, pero nosotros, en esta ocasión vamos a marcar dos grupos: por un lado, los comestibles, como galletas o pequeños dulces y en el otro el resto de obsequios.

No existe mucha costumbre de regalar comestibles como recuerdos de la boda, pero no por ello son una mala decisión. Existen muchas cajitas, sobres y pequeños envoltorios con unos diseños muy cuidados y elaborados que llamarán la atención de nuestros invitados. En su interior, podremos colocar todo tipo de dulces. Por ejemplo, galletas de mantequilla que tengas diseños originales especialmente pensados para bodas o dulces con cubiertas de colores, propios de una repostería que cuida los detalles. Más común son las golosinas que se regalan a los niños que asisten a la boda como detalle de boda.

Por el otro lado tenemos los regalos tradicionales, como puede ser una tarjeta con una foto de los novios, la familia, o si son detallistas los prometidos, una foto de ellos junto a los invitados y una dedicatoria, de manera que todos tendrán un recuerdo personalizado del día. Las plumas de escribir con alguna grabación son una buena idea también, ya que se pueden recargar de tinta para poder reutilizara y acompañar al invitado en cualquier momento durante muchos años. Platos o cubertería con diseños especiales, así como mini botellas de algún licor o producto propio del a zona, como aceite de oliva si te encuentras en Córdoba o Jaén, al sur de España, serán un buen recuerdo de boda también.

Conozca las tendencias de detalles de boda para el 2017.

Detalles solidarios

Finalmente hacemos una referencia a una idea sobre detalles de boda que se está volviendo cada vez más popular con el paso de los años, se tratan de obsequios solidarios. Existen numerosas ONGs, que como campaña para recaudar fondos, realizan manualidades y detalles, en numerosas ocasiones de gran originalidad y bonitos para los invitados. El coste de estos productos, que no suele ser muy elevado, va destinado íntegramente a cubrir los gatos de producción y a obras sociales. Por ello, si con tu boda quieres realizar un gesto solidario, podrías considerar estos recuerdos de boda como una buena solución original para regalar a los invitados.